perros

Él también se las merece: el perro en vacaciones

En una época de viajes vacacionales, puede plantearse la duda de llevar al perro o no. Abandonarlo nunca es una opción, ya que además de constituir un delito, es algo que él jamás haría. Llevarlo de vacaciones es una buena idea para disfrutar en familia pero hay que hacerlo velando por la seguridad del animal y la del resto de ocupantes dle vehículo. SEAT recomienda una serie de consejos para poder llevar de forma segura a nuestras mascotas:

Documentación. El animal debe tener la cartilla sanitaria oficial actualizada y sellada por un veterinario colegiado. En caso de viajar por la Unión Europea habrá que llevar también su Pasaporte para Animales Domésticos. Como siempre, el microchip será igual de útil en caso de pérdida del animal.

Viaje tranquilo. Si el perro no está acostumbrado a viajar puede que se ponga nervioso o se maree. Lo mejor para prevenir esta situación es hacer una visita al veterianrio antes de irse de viaje, de esta formá se asegurará de que todo esté bien. Algunos expertos recomiendan que el animal ayune mínimo dos horas antes del viaje y darle solamente agua fresca; además, administrarle un antihemético para que no vomite ni se maree.

Bien sujeto. La normativa de tráfico dicta que los animales deben estar bien sujetos al vehículo para evitar que interfieran en la conducción. En caso de accidente, un perro suelto multiplica los peligros ya que saldría despedido pudiendo dañarse a él o al resto de pasajeros.

perro

Sistemas de seguridad

Existen varios sistemas de sujeción para perros disponibles para incorporar al vehículo. Desde arneses de uno o dos anclajes, a transportines en el suelo o maletero, pasando por rejillas rígidas para el maletero. La elección de uno u otro depende del tamaño de perro y lo recomendable es dejarse aconsejar por un profesional.

Fundas para el asiento. Generalmente, los perros sueltan pelo y quizá puedan babear por lo que sería ideal proteger la tapicería o el maletero con una funda diseñada para tal función.

Ventilar. De vez en cundo conviene bajar un poco las ventanillas para airear el vehículo, pero hay que evitar que el perro saque la cabeza por la ventanilla.

Parar a descansar. Como en todo viaje, es conveniente parar a descansar cada dos horas. Este es un momento ideal para darle de beber al perro y que de un paseo. No hay que dejarlo dentro del vehículo y menos todavía si este está al sol.

Premios. Darle alguna golosina al final del viaje para felicitarle por haberse portado bien.

Siguiendo estos consejos el viaje se hará mucho más ameno y seguro para nuestro amigo de cuatro patas y querrá repetir muchas veces más.

 

Fuente de la noticia: DGT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *