Receta para que tus neumáticos vivan más y mejor

Cuidar los neumáticos de tu coche les aportará una vida útil más longeva y de mayor calidad. Por suerte, existe una receta que te facilitará la labor si quieres conseguir que tus cubiertas lleguen en las mejores condiciones posibles al próximo cambio en tu taller de confianza.

Dificultad: fácil.

Duración: la misma que la de cada juego de neumáticos.

Ingredientes:
–    Conducción relajada
–    Presión correcta
–    Válvulas y tapones en su sitio
–    Equilibrado profesional
–    Velocidad adecuada
–    Carga correcta del vehículo
–    Alergia a los bordillos, pivotes y baches

Preparación:
Puedes comenzar planteándote una conducción menos agresiva y evitar frenazos o acelerones: tus neumáticos se verán sometidos a menos estrés y ahorrarás combustible. Comprueba al menos una vez al mes que la presión de las cubiertas es la adecuada: esto alargará su vida útil en torno al 3% en kilómetros recorridos y te puede ahorrar hasta el 10% de combustible.

Vigila y mantén el buen estado de las válvulas y tapones, encargados de conservar su estanqueidad y presión correctas, para que las cubiertas duren más. Un equilibrado profesional de los neumáticos y la dirección, que podrán efectuar en tu taller de confianza, también alarga su vida útil y aumenta la seguridad del coche.

Si ves que el asfalto está deteriorado, es especialmente importante que conduzcas a una velocidad moderada para evitar golpes y daños a las cubiertas. También es recomendable que mantengas tu vehículo alejado de bordillos, pivotes, baches u objetos puntiagudos, que son la criptonita de tus neumáticos.

Evita cargar tu coche hasta los bordes y ahorrarás un importante deterioro a sus cubiertas, así como combustible durante tus desplazamientos.

Si sigues todos estos consejos, tendrás listos con poco esfuerzo unos neumáticos seguros y longevos. Además, ahorrarás combustible y emisiones.

Fuente de la noticía: vulco.es