Plantas medicinales: ¡cuidado al volante!

 

Las plantas se han utilizado, y utilizan, con fines medicinales desde hace mucho tiempo. De hecho, algunos de los medicamentos actuales son el extracto purificado (principios activos) de esas plantas medicinales, o productos sintéticos derivados de ellas.

El uso de plantas medicinales es muy frecuente en todas las sociedades, con quizás un creciente uso en los países desarrollados. Está disponible un gran número de preparados con plantas medicinales para su uso en situaciones muy diversas, en general para el control temporal de molestias o trastornos leves y pasajeros.

Sin embargo las plantas medicinales, como los medicamentos, pueden producir efectos no deseados o efectos adversos y ese es un aspecto relevante.Aunque sean preparados ‘naturales’, sí ejercen un efecto sobre el cuerpo humano que puede ser beneficioso o perjudicial. Es cierto que en la mayoría de casos, la toxicidad que producen es menor.

En esta ocasión, “Trafico y Seguridad Vial” analiza la relación con la conducción de algunas plantas medicinales (valeriana, lúpulo, melisa y pasiflora) y otras sustancias (melatonina) que no necesitan prescripción médica y/o que no necesariamente deban ser adquiridos en la farmacia.

 

Fuente de la noticia: DGT