peatones

Paso de peatones: 10 claves para cruzar con seguridad

Los peatones contamos con el paso de cebra para cruzar, pero no por ello debemos extremar precauciones antes de hacerlo. Te damos 10 razones por las que es necesario parar antes de pasar.

Los atropellos a peatones cruzando un paso de cebra son una triste realidad. En 2016, sólo en la ciudad de Madrid, se contabilizaron 946 heridos graves por atropello, y 27 personas fueron atropelladas cada día en España.

Los peatones contamos con el paso de cebra para cruzar la calzada, es un derecho, pero ello no nos convierte en inmunes contra todo tipo de irresponsabilidades. Algunos conductores no paran o circulan tan deprisa que no les da tiempo a parar delante del paso de cebra; ciertos pasos de peatones están ubicados de tal forma que la visibilidad del conductor es casi nula para ver con antelación si algún peatón está cruzando la calle; y ciertos peatones no se dan cuenta de que el paso de cebra es una zona de riesgo y no un seguro de vida por lo que no se puede cruzar a la ligera, sin tomar precauciones. A menudo se ven actitudes de peatones que ponen su vida en peligro sin darse cuenta de ello.

*Según la Dirección General de Tráfico

Antes atravesar el paso de peatones, deberemos indicar a los conductores, con la mano, la intención de cruzar. Como peatones hay que poner especial cuidado en comprobar que hemos sido vistos por el conductor y que éste tiene intención de detenerse. Un buen truco puede ser mirarle a la cara para ver si realmente nos mira. Si se comprueba que está mirando para otro lado, no es recomendable cruzar, puede ser que no nos haya visto. Esta medida hay que extremarla si la calle es de doble sentido, asegurándonos de que hemos sido vistos por los conductores que circulan en ambos sentidos.

La norma dice que aunque el peatón tiene preferencia, sólo debe entrar en la calzada cuando la distancia y la velocidad de los vehículos que se aproximen permitan hacerlo con seguridad.

10 Consejos para poner en práctica antes de cruzar la calle:

1.- No cruces por cualquier sitio. Busca siempre el paso de peatones, aunque tengas que andar un poco más.

2.- Antes de dar el primer paso, asómate ligeramente y déjate ver, pero parado, que el conductor note que es esa en la dirección que quieres ir.

3.- Antes de cruzar hazte notar y asegúrate de que te han visto. Haz incluso una señal al conductor para que pare.

4.- Es imprescindible que antes de que empieces a cruzar notes que el conductor, al menos, esté disminuyendo la velocidad.

5.- Si vas empujando una silla de niño no te asomes a la calzada para ver si viene algún coche con la silla del niño por delante. Pones en peligro su vida.

6.- Cuando vayas a cruzar un paso de peatones, olvídate de mandar mensajes por el móvil. Hay que prestar atención al tráfico y al resto de peatones.

7.- No cruces hasta que el coche no se haya parado. No arriesgues. El conductor puede cometer un error en el último momento.

8- Si vas haciendo running, detente. El paso de cebra hay que tomárselo como un stop, tanto para peatones como para conductores.

9.- Lo mismo pasa si vas en bicicleta. La bicicleta está considerada como un vehículo y su uso por la acera no está permitido. Por tanto, si vas en bici no tienes la prioridad en el paso de peatones. Así, debes bajarte de la bici y pasar andando.

10.- En una calle de doble sentido de circulación, es necesario que te asegures de que has mirado bien a los vehículos que circulan en ambos sentidos.

 

Fuente de la noticia: autopista.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *