móvil

Multas por usar el móvil con el coche parado… y hasta con luces encendidas

Mucho se habla del peligro que representa obviamente el uso del teléfono móvil al volante, y por eso, entre los conductores más concienciados, son habituales las escenas de coches parados en arcenes, etc. También muchas veces, con el coche detenido y aparcado, decidimos terminar primero una llamada antes de iniciar la marcha o concluir una conversación antes de bajarnos. Pero, ¿es legal? ¿Nos pueden multar por ello?

La pregunta es especialmente recurrente estos días si atendemos a la última información que nos llega de Francia. Allí, para hacer frente a la alta siniestralidad provocada como en todo el mundo hoy por el uso del móvil al volante, un tribunal ha fallado una sentencia categórica. El uso de teléfonos móviles en los conductores queda terminantemente prohibido… incluso si estás con el coche detenido. La única excepción que contempla es que te encuentres con tu vehículo en un estacionamiento regulado como tal y con el motor apagado.

La respuesta legal:

La normativa aplicable señala que se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares.

Por tanto, una interpretación del texto llevaría a la conclusión de que, cuando se refiere a la conducción, no sólo se está refiriendo al hecho de que el vehículo esté en marcha y en movimiento, sino que también se refiere a todas aquellas acciones que por sí mismas formen parte de la regulación de la conducción, es decir, las paradas, la detención del vehículo, el arranque del motor, la puesta de las luces, etc.

La detención momentánea del vehículo está catalogada en la normativa como una parada, es una acción de la conducción. Por tanto, la normativa prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil, lo que implica no sólo hablar por teléfono sino también su manipulación o la mera acción de llevar el móvil en la mano.

En consecuencia, lo mejor sería no hacer uso del teléfono móvil, ni manejar el mismo mientras el vehículo no esté definitivamente estacionado, en un lugar donde esté permitido el estacionamiento y con el motor y las luces, completamente, apagados.

En este sentido debemos recordar que, la infracción por la utilización del teléfono móvil está catalogada como grave, lo que implicaría una sanción económica por importe de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

Fuente de la noticia: autopista.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *