Lavados difíciles: resina, alquitrán y mosquitos

Gotas de resina al aparcar bajo un árbol, alquitrán al circular por asfalto o mosquitos pegados tras un viaje. Son manchas habituales en el coche que te enseñamos a eliminar.

Lavados difíciles: cómo quitar resina, alquitrán y mosquitos

Seguro que las manchas de las que hoy te hablamos las has padecido (o, mejor dicho, las ha sufrido tu coche) cientos de veces. Y seguro también que te ha costado muchísimo eliminar sus restos, dejando incluso marcas por la carrocería. ¿Quién no ha estacionado debajo de un árbol y al llegar se ha encontrado capó y techo con gotas de resina? O, ¿quién no ha circulado por una zona recién asfaltada y ha visto como los bajos del coche acababan con restos de alquitrán? Y, mucho más frecuente aún, ¿quién no ha viajado en verano de vacaciones y al llegar a destino ha visto como todo el frontal del coche estaba lleno de mosquitos que cuesta mucho luego quitar?

La resina, el alquitrán y, en menor medida, los mosquitos, son algunos de los grandes enemigos de la pintura de los coches. Si no se eliminan a tiempo, pueden dejar en nuestro vehículo manchas irreversibles, que cuesta muchísimo quitar cuanto más tiempo pase. Para ello, existen en el mercado algunos productos específicos y técnicas simples y muy eficaces. Difícilmente conseguirás, por ejemplo, quitar la resina sólo con agua… y ni se te ocurra hacerlo con las uñas: raspar podría dañar la pintura. A continuación te ofrecemos unos consejos:

Cómo quitar la resina

imagegallery-46522-5742e98c8b408

1-Limpia la zona a tratar

Con cualquier producto habitual de limpieza, limpia la zona a tratar y donde, posteriormente, será aplicado el tratamiento especial anti resina. Hazlo con un paño o una bayeta de micro fibras.

2-Atención a las manchas

Prueba a humedecer bien después sólo las mayores manchas de resina, utilizando el mismo producto de limpieza anterior. De esta forma dejarás la superficie preparada para aplicar ya inmediatamente el producto específico.

3- Retira las manchas

Utiliza ya en este paso un producto propio: cualquier tipo de disolvente que encuentres en el mercado que se especifique para ceras, grasas, aceites, pegamentos, parafinas, siliconas, resinas… Acrysol 1Z, por ejemplo, es uno de los productos que puedes encontrar. Colócalo en un paño y limpia entonces gota a gota la resina. También puedes aplicar este producto encima de cada mancha y limpiarlo enseguida con el paño.

4-Verifica la zona

Después de aplicar el producto específico en cada mancha, deja actuar al disolvente unos 2 minutos. De esta forma la mancha de resina se volverá suave y se retirará ya muy fácil.

5-Limpia la zona

Después de limpiar todas las manchas de resina, trata de lavar las zonas afectadas con agua y jabón o con cualquier tipo de producto de limpieza, y aprovecha también para lavar todo el coche. El resultado debería ser ya perfecto. Si después de esto quedaran manchas en la pintura, habría que hacer ya un pulido de esa área.

Cómo quitar el alquitrán

1-Analiza el lugar

Analiza primero cómo es la mancha a limpiar y asegúrate que el alquitrán es predominante. En esta ocasión, aunque puedes utilizar también un disolvente como el especificado antes (Acrysol asegura también eliminar restos de alquitrán), a nosotros nos ha resultado más eficaz emplear algún tipo de gel barato que, por apenas 2 euros, encontrarás en grandes superficies como quita-manchas de aceite, grasas o alquitrán. Super Gel es una de las marcas que lo comercializa. Aplica este gel en trozos de papel de cocina, ya que el paño se ensucia muy rápidamente.

2-Pasa el gel

Aplica ya ahora el gel sobre las manchas. A medida que pases el producto irás viendo cómo las manchas desaparecen. Hazlo con cierta fuerza y utiliza toda la cantidad de papel de cocina que sea necesaria.

3-Usa champú

Después de limpiar la mancha, siempre permanece algún resto de producto. Aprovecha para lavar esa área con champú espumante para coches. Utiliza un cubo con agua, el champú y ahora ya sí un paño de micro fibras. Y limpia bien todo el área.

4-Lava el coche

Aprovecha ya luego para lavar el coche íntegramente. Antes, eso sí, observa si existen todavía zonas con manchas y aplica otra vez antes el gel o el disolvente. Haz un lavado manual con agua con poca presión.

Cómo quitar los mosquitos

imagegallery-46522-5742e98b9b6da

1-Limpiar con agua

Limpia primero el frontal y el parabrisas con agua para humedecerlo. A continuación, coge un producto indicado para la limpieza de insectos o mosquitos, que encontrarás en grandes superficies o tiendas especializadas. Bug Squash es uno de ellos. La mayoría deberás diluirlos en agua (3:1, tres partes de agua para una de producto). Coloca la fórmula obtenida dentro de un pulverizador.

2-Inicia la pulverización

Utilizando el pulverizador, aplica este producto específico en toda la zona a limpiar. Hazlo de forma abundante, sin olvidar las rejillas y las entradas de aire ni el parabrisas si es que está sucio.

3-Deja actuar al producto

Después de aplicarlo con el pulverizador, deja actuar durante algunos minutos el producto. Pero tampoco por mucho tiempo para que no se “coma” la pintura.

4-Lávalo

Coloca en un cubo agua y champú para coches. Utiliza ahora un guante de piel de oveja para quitar los mosquitos, mojándolo en el cubo continuamente.

5-Limpiar la superficie

Pasa el guante por toda la superficie con mosquitos. Después de actuar, el producto habrá humedecido y actuado contra los insectos, siendo ya mucho más fácil eliminarlos. En seguida, utiliza una manguera (a ser posible con buen presión) para eliminar todos los restos de espuma presentes por la carrocería. El resultado debería ser perfecto.

Fuente de la notícia: autopista.es