Entrar al túnel de lavado automático…

Antes de entrar a un túnel de lavado automático hay que asegurarse de tener las ventanillas del coche subidas, pero también de cerrar el techo solar. Parece mentira, pero sí, un pequeño despiste y se lía.

Si entras a un túnel de lavado con tu coche debes cerrar bien las puertas, subir todas las ventanillas, plegar los espejos retrovisores y, por último aunque no menos importante, cerrar bien el techo solar.

Y si no que se lo digan a esta señora, que disfrutaba de una agradable tarde en compañía de la familia hasta que decidió entrar con su Chevrolet Tahoe en una de estas máquinas de lavado automático. Una de sus hijas decide grabar la bonita escena de la espuma y los rodillos empezando a limpiar el coche, hasta que toca limpiar el techo, en el que, por despiste, no se ha cerrado el cristal del techo solar. El protector solar de tela que hay cubriendo el hueco no es capaz de soportar todo el agua que le viene encima y la situación es más propia de una cascada que del interior del coche.

Mejor ver el vídeo que, aunque está grabado en vertical, deja paso a una serie de improperios y gritos durante el tiempo que dura la grabación.

 

Fuente de la noticia: autopista.es