daños en el coche

Daños en el coche por mal estado de la carretera. ¿A quién reclamar?

Si tu coche ha sufrido daños por causa del mal estado de la carretera, no te quedes de brazos cruzados y reclama. Te contamos qué debes hacer.

El deterioro de las carreteras, sobre todo de las vías convencionales, está al orden del día. Encontrarse con un firme deteriorado, un socavón, un bache, zanja… durante nuestro viaje en coche no resulta nada extraño. El mal estado de la carretera influye directamente en el número de accidentes de tráfico, y en el mejor de los casos en la rotura o avería de alguna parte de nuestro coche. ¿A quién tenemos que reclamar si el vehículo ha resultado dañado por culpa de la carretera?

Según la Asociación Española de la Carretera, hay que poner soluciones para mejorar el estado de nuestras vías. Sería conveniente, puntualiza la AEC, llevar a cabo inspecciones de seguridad vial en todas las intersecciones de la red convencional, mejorando accesos, reforzando la señalización con paneles direccionales y un balizamiento adecuado y aumentando la visibilidad. También propone el mantenimiento del firme en óptimo estado, cuestión fundamental para la seguridad de los usuarios. Pero mientras los responsables no arreglen los desperfectos, a los conductores no nos queda más remedio que tomar medidas si nuestro coche ha resultado dañado.

daños en el coche

Pasos a seguir para reclamar los daños del coche

Lo primero que tenemos que saber es que la Ley reconoce el derecho a ser indemnizado. El artículo 106 de nuestra Constitución establece que: “Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes o derechos, salvo los de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia de los servicios públicos”.

Para que nuestra reclamación pueda prosperar se tienen que cumplir tres requisitos:

1-Que el daño que ha sufrido el coche sea consecuencia directa del funcionamiento del servicio público.

2-Que el daño no haya sido provocado por una causa de fuerza mayor (terremoto, inundaciones…).

3-Que el daño sea efectivo, evaluable económicamente e individualizado (no sirve indicar lo que pudo haber ocurrido).

Hay que reclamar al titular de la vía: Fomento, diputaciones, cabildos, comunidades autónomas o ayuntamientos. Disponemos de un año para llevar a cabo la reclamación antes de que prescriba. Según nos explica Automovilistas Europeos Asociados (AEA), lo más importante en el momento del accidente es permanecer en el lugar hasta que hayamos recabado toda la información posible. Todo tipo de pruebas, fotos (del punto kilométrico, del deterioro de la carretera causante de la avería del coche…), declaraciones (al conductor de la grúa, algún coche que se haya parado para ayudar…). No te vayas del lugar de los hechos sin todos estos datos, es lo más importante, ya que sin ellos no te podrán indemnizar. Tienes que demostrar que el daño ha sido allí y a consecuencia de un servicio público.

Una vez presentamos el escrito con todos los datos y pruebas que ha recogido, así como las facturas de la reparación del coche o de un presupuesto de reparación del coche, la Administración tiene  6 meses de plazo para contestarte, y estimar o desestimar la reclamación. Si desestima la reclamación no te quedará más remedio que acudir a los Tribunales, pero ya tendrás que hacerlo de la mano de un abogado, con lo que ello implica económicamente hablando.

Si tienes seguro a todo riesgo no tienes que reclamar a la carretera

Si has contratado un seguro a todo riesgo con tu compañía aseguradora, todos estos trámites te los puedes evitar. El coste del daño que ha sufrido el coche te lo pagará tu compañía de seguros y luego será ella la que tendrá que reclamar al titular de la vía donde se produjeron los daños si quiere recuperar el dinero.

Fuente de la noticia: autopista.es