Consejos para el buen uso de las sillas de coche para niños

Si no quieres incurrir en una infracción y, lo que es peor, arriesgar la vida de tus hijos, te ofrecemos 10 consejos muy útiles para el buen uso de las sillas de coche para niños.

Consejo para el buen uso de la sillita: antes de comprar

Lo primero que tendrás que tener en cuenta en la compra de una silla de niños para coche es que esté homologada. Lo sabrás por la etiqueta de color naranja situada en la parte posterior de la sillita. Elige siempre en función de la última norma de seguridad europea, la ECE R44-04. Tienes que fijarte en las dos últimas cifras: la 03 todavía es válida, pero la 01 o 02 ya no son legales.

Consejo útil para elegir la silla adecuada

Un error muy común es elegir la silla en función de la edad. El crecimiento de cada niño es diferente así que es mejor que escojas la que mejor se adapte a su peso y a su altura. Que se sienta cómodo. Una silla demasiado grande o muy pequeña no cumplirá su función. La categoría de peso aparece en la etiqueta naranja de la ECE.

Ya sabemos que las sillas son caras, pero una manera de amortizar esta inversión es elegir aquellas que crecen con tu niño. Existen sistemas que permiten combinar varios grupos con seguridad. Por ejemplo, los capazos del Gurpo 0 o 0+ pueden ser utilizados hasta los 13 kilos de peso. De ahí puedes pasar a sillas multifunciones del grupo I (de 9 a 18 kg), II/III (de 15 a 36 kg) que quitando y poniendo accesorios se adaptan a la evolución de tu hijo. No dudes en preguntar a los vendedores expertos e incluso al fabricante.

Consejo para sillas de segunda mano

Si has heredado una silla de coche de un familiar o te decides a comprarla de segunda mano, debes averiguar, en primer lugar, qué norma de homologación cumple. Luego has de comprobar que la silla esté en buen estado y no cuente con pequeños desperfectos que puedan restar seguridad. Sobre todo, deshecha aquellas sillas que se hayan visto involucradas en un accidente de tráfico.

Consejo útil para elegir la silla más segura

Cada año se mejoran los niveles de seguridad, por ello comprar los modelos más modernos te asegura una buena protección. Además, deberás comprobar los sistemas de anclaje de tu coche (Isofix, tercer punto, Top Tether, cinturones…). Si andas un poco perdida, empápate de los informes que presentan anualmente los clubes europeos de automovilistas y asociaciones de consumidores. En la web del RACE puedes ver el último informe publicado.

Consejo útil para colocar tres sillas en el coche

Para las familias numerosas, la instalación de tres o más sillas se convierte en un auténtico rompecabezas. Lo ideal sería contar con un coche grande donde puedas colocarlas sin problemas. En algunos coches, por tema de espacio, es posible acoplar tres sillitas si una de ellas es un asiento elevador. Si esto tampoco es posible, recuerda que sólo podrás llevar a uno de tus hijos en el asiento del copiloto si supera el 1,35 m de estatura o el asiento trasero está ocupado por menores y no tienes otra opción. En este caso, el niño deberá siempre ir con su respectiva silla y cumpliendo con las normas de seguridad.

Consejo para la sillita del coche: la instalación

Ante de instalar una silla es fundamental que te leas las instrucciones del fabricante. Una vez anclada la silla a tu coche, comprueba que prácticamente no se mueve ni lateralmente ni longitudinalmente. Cuando pasamos a la etapa de las sillas elevadores, presta atención al cinturón de seguridad sobre el cuerpo del niño: nunca debe ir por encima del cuello y ha de ajustarse lo más bajo posible sobre las caderas.

Con respecto a la ubicación, siempre que puedas, lleva al niño en la parte trasera. La plaza más segura para él es el asiento central, por ser el que más alejado está de cualquier zona contra la que pueda golpearse. También, deberás considerar la posición del resto de pasajeros. Lo mejor es que ningún adulto se ponga al lado del pequeño para evitar que, en caso de choque, impacte contra él.

Consejo útil para saber cuándo cambiar de silla

En un informe elaborado por Mapfre se indica que las sillas infantiles que miran hacia atrás ofrecen a los niños de hasta cuatro años un nivel de seguridad mayor que las que miran hacia delante. Aunque esto resulta, en la mayoría de los casos, misión imposible, no tengas prisa en cambiar al niño de posición, aguántalo cuanto puedas. Pero recuerda que hasta los 13 kilos, el niño debe ir situado en sentido contrario a la marcha en una silla del Grupo 0+ y que nunca debe estar activo el airbag frontal.

Cuando la cabecita el bebé sobresalga a nivel de las orejas por encima del respaldo, ya está preparado para pasar al grupo 1. La señal para pasar al grupo II la marcarán sus hombros: si exceden 2 cm por encima de los arneses puedes dar el salto al grupo III. A pesar de que a partir de 1,35 metros no es obligatorio usar silla, te recomendamos que aguantes el asiento elevador hasta que el niño apoye los pies en el suelo, ya que podría colarse por debajo del cinturón o sufrir lesiones en el cuello por un frenazo brusco o un golpe.

Consejo para el uso de la sillita: evitar los brazos fuera de los arneses

Sacar los brazos de los arneses de sujeción es una ‘mala’ costumbre entre los niños que,  además de hacerte perder los estribos, resulta altamente peligrosa. Si tu hijo tiene cualidades para el escapismo, Antonio Lucas, del RACE, nos ofrece una solución casera: poner una tira similar a las que tienen las mochilas, que una los dos tirantes (como el sistema que ofrece Houdini Stop). Pero si aún no has comprado ninguna silla, te aconsejamos que adquieras una con cojín de seguridad, como las que ofrece Cybex y Kiddy. Se trata de un sistema parecido a un airbag hinchado que reduce el riesgo de lesiones cervicales frente al arnés. Una vez que el niño pasa al grupo II, puedes retirar este cojín para seguir utilizando la misma silla de coche.

Consejo útil para la sillita del coche: la cabeza del niño bien sujeta

En las sillitas del grupo II o III es habitual que a los niños se les caiga la cabeza al dormir. Aunque poco se puede hacer contra esto, puedes probar con la solución que ofrece la empresa Siesta Systems: una visera llamada SiestUP que permite a los peques dormir en el coche en una posición segura.

Consejo para la sillita: en un coche de alquiler 

Cuando coges un taxi o alquilas un coche debes comunicar a la compañía que viajas con niños y qué tipo de silla de seguridad necesitas para ellos. Otra opción para los más grandes de la casa (entre 4 y 11 años), es hacerte con los asientos BoostApak, de la firma Trunki, o el BubbleBum, de Eureka Kids, que puede sacarte del apuro.

 

Fuente de la noticia: autopista.es