¿Lleva el cinturón de seguridad bien puesto?

APOYADO EN LAS PARTES DURAS DEL CUERPO
La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello). Ni muy fuera, porque en caso de colisión se perdería su efecto protector, ni muy dentro, que podría producir lesiones en la zona. La banda horizontal debe ir por debajo del abdomen, en contacto con una parte de la pelvis más resistente llamada cresta ilíaca (el punto más alto de la pelvis). La correcta colocación de las bandas dirige y distribuye las fuerzas hacia tejidos más sólidas, reduciendo la posibilidad de que resulten lesionados tejidos u órganos más blandos.

NI ENGANCHADO NI ENROLLADO
Comprueba, una vez abrochado, que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuerpo, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo origina un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo.
cinturon-seguridad-seguro
BIEN CEÑIDO AL CUERPO
No deben utilizarse pinzas o prendas demasiado voluminosas, como abrigos. Tampoco poner nada debajo del cinturón, como cojines o almohadones, con el fin de ir más cómodo. Una vez situadas las bandas tire un poco hacia arriba de la diagonal con el fin de que el cinturón quede bien ajustado y sin holguras.
POSICIÓN DEL ASIENTO
Coloca el asiento casi en ángulo recto, nunca demasiado inclinado. Un asiento excesivamente inclinado o situar los pies en el salpicadero provocará, en una frenada brusca, el llamado efecto submarino. Se produce el deslizamiento por debajo del cinturón y posterior choque de las piernas con el salpicadero.
TRAS UN ACCIDENTE, CÁMBIALO
Cambia el cinturón cuando sufras un golpe. El trenzado del mismo habrá perdido su eficacia e incluso puede haber roturas en los sistemas de anclaje.
Fuente de la noticia: DGT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *