dooring

Evita el “dooring”

El aparcamiento en línea nos ofrece mayor visibilidad al reincorporarnos a la marcha que si lo hubiésemos hecho en batería. Podemos encontrarnos con problemas al bajarnos o subirnos al vehículo, por lo que debemos de hacerlo de una forma práctica y segura.

Los problemas del aparcamiento en línea

Mantener la puerta abierta hacia la vía se puede considerar obstrucción de la misma. Por eso, si un coche colisiona con el tuyo mientras abres la puerta o la mantienes abierta, la culpa recaerá casi siempre sobre ti. Sólo quedaremos exculpados si se demuestra que el otro conductor estaba infringiendo expresamente alguna norma.

Por otro lado, la de acceder a nuestro coche y, sobre todo, la de abandonarlo son acciones que no están carentes de peligro. En España mueren cada año 150 personas por ser arrolladas al bajar o subir de su vehículo. Un fenómeno cada vez más frecuente (por el aumento de presencia de la bicicleta en la ciudad) y que ya ha sido bautizado con el nombre de “dooring”.

dooring

Pasos para bajar y subirse del coche con seguridad

Si eres conductor, trata de seguir siempre estos pasos, son muy sencillos, y pueden evitarte más de un problema serio.

  1. Si ves que el estacionamiento del lugar es en línea, trata de hacerlo siempre que puedas en el lado izquierdo de la vía. Con ello te asegurarás salir por el lado de la acera y no invadirás la calzada.
  2. Si no has podido aparcar en el lado izquierdo mira hacia atrás por los espejos retrovisores para comprobar que no viene ningún vehículo.
  3. Abre tu puerta cuidadosamente. A menudo, si la visibilidad es buena, basta con una pequeña apertura para alertar a posibles conductores de tu intención de salir. En ningún momento dejes de vigilar por el espejo retrovisor.
  4. Por último, una vez compruebes que puedes abrir la puerta y salir del vehículo con seguridad, hazlo lo más rápido posible.

puerta

Recomendable la “técnica holandesa”, que consiste en abrir la puerta con la mano derecha en vez de con la izquierda. Abriendo con la mano más alejada del tirador de la puerta nos obligamos a girar nuestro cuerpo y mirar de frente la zona detrás de nuestro vehículo.

¿Y qué hay de los pasajeros?

Los pasajeros tampoco están exentos de culpa en caso de producir algún accidente por abrir la puerta a destiempo.

  1. Esperar a que el vehículo esté completamente parado.
  2. Tratar de salir por la puerta que da a la acera siempre que sea posible, incluso si están en el lado contrario del asiento.
  3. Si se viesen obligados a salir por la puerta que da a la calzada, el que se siente en el asiento delantero de acompañante puede hacer uso del espejo retrovisor derecho tan sólo echándose un poco hacia adelante.
  4. Deberían aplicar la misma metodología de usar la “técnica holandesa”.

pasajeros

¿Y qué hay de los bebés y niños?

La cosa se complica más aún cuando contamos con bebés a los que tenemos que sentar y anclar en la sillita, o con menores.

Siempre debemos acceder a la sillita desde el lado que dé a la acera. Debemos educar a nuestros menores a subir siempre por el lado más seguro.

Si tenemos que acceder al lado del asiento trasero más cercano a la vía, intentaremos acceder desde el lado opuesto. El objetivo como siempre es tratar de evitar abrir la puerta que da a la calzada o mantenerla abierta el menor tiempo posible.

niños

Dispositivos para evitar ser arrollados

Existe un dispositivo creado para señalizar nuestra intención de abrir la puerta por el lado de la calzada. Aunque está pensado para su uso en situaciones de emergencia, su uso es bien aplicable en el caso de aparcar en una vía urbana.

señalización

Se trata de una baliza horizontal de material reflectante que colocado en la chapa del coche a través de un imán, indican a los conductores que se aproximen a nuestro vehículo que existe un obstáculo y que deben apartarse y tomar una distancia prudencial para evitarlo.

 

Fuente de la noticia: circulaseguro