limpiaparabrisas

Trucos para alargar la vida del limpiaparabrisas… y curiosidades

Las condiciones del clima en primavera son muy cambiantes y, en cualquier momento, puede sorprenderte una tormenta. Tener los limpiaparabrisas del coche en buen estado aumentará tu seguridad.

Tras el invierno, llega el momento de cambiar los limpiaparabrisas. Las bajas temperaturas y el más que probable uso de las escobillas para quitar el hielo en el cristal, seguramente los habrán dañado. Carglass, compañía especializada en la reparación y sustitución de lunas de vehículos, nos da estos sencillos consejos.

Cinco consejos para que duren más los limpiaparabrisas

1. Cámbia las escobillas del limpiaparabrias, al menos, una vez al año. Las escobillas no son eternas: para que te hagas una idea, en su vida útil realizan más de 750.000 barridos, lo que supone limpiar la superficie de 80 campos de fútbol.

2. No las expongas a temperaturas extremas  ni al sol. Si el coche ”duerme“ en la calle, poco podrás hacer, ya que estará dependerá de lo que dicte el mercurio y del astro rey. Lo mejor, aparcarlo siempre en un garaje.

3. Evita utilizar las escobillas cuando el cristal tiene tierra o está helado. La goma, en esas condiciones, se desgasta mucho, por lo que te recomendamos limpiar antes el parabrisas.

4. Limpia las escobillas con frecuencia: lo ideal, una vez a la semana. Pasando una esponja con detergente o un paño húmedo por  la goma conseguirás que duren más y, al eliminar la suciedad, sean más eficaces al usarlas.

5. Requiere la ayuda de un profesional al sustituirlas y así evitarás errores en la instalación o ralladuras en el cristal.

Cinco curiosidades para saber más sobre los limpiaparabrisas

1. El invento de los limpiaparabrisas se atribuye a tres inventores: Mary Anderson, Robert Douglas y John Apjohn. Los tres presentaron sus trabajos en 1903, pero Anderson fue la que se llevó todos los méritos al ser su sistema el primero en ser eficaz y sobre el que se basaron los de la mayoría de los fabricantes de la época.

2. Los primeros limpiaparabrisas intermitentes los inventaron Raymon Anderson, John R. Oishei Etal y John Amos. Sin embargo, fue Robert Kearns quien, en 1963, ideó el sistema que se popularizaría. Primero se lo ofreció a Ford, que lo rechazó,  que luego añadió un sistema similar en sus coches. Kearns demandó al fabricante en 1978 y después a Chrysler en 1982 por infracción de patentes. En ambos casos, ganó el juicio.

3. La primera escobilla de caucho fue desarrollada por Tri-Continental en 1917 con un mecanismo de dos piezas que se hizo popular en los automóviles de la época.

4. El Citroën 2CV tenía un sistema de limpiaparabrisas mecánico conectado a la transmisión mediante un cable con el que también funcionaba el velocímetro. Cuando el coche estaba parado, los limpiaparabrisas no funcionaban y había que accionarlos a mano con una palanca. Hasta 1962 no se introdujeron los limpiaparabrisas eléctricos en este modelo.

5. Bosch tiene la fábrica de escobillas más grande del mundo. Está en Tienen (Bélgica) y produce cerca de 55 millones de escobillas y ocho millones de brazos limpiaparabrisas anualmente. 

 

Fuente de la noticia: autopista.es