¿Cuántos accidentes se evitarían con los coches en buen estado mecánico?

Un estudio, llevado a cabo por la Universidad Carlos III, revela que la ITV evita 170 fallecidos al año, 11.000 accidentes de tráfico y otros tantos heridos.

La Asociación de Entidades Colaboradoras en la ITV (AECA-ITV) se ha apoyado en el estudio ‘Contribución de la ITV a la Seguridad Vial 2012’, llevado a cabo por la Universidad Carlos III (Madrid), para resaltar el papel clave que representan las inspecciones técnicas en cuanto a reducción de la siniestralidad. Según la investigación, si el 20 por ciento de los vehículos que no acuden a las ITV lo hiciera, habría que lamentar 7.100 accidentes menos, así como 7.000 heridos y 110 muertos menos.

Casi el 40 por ciento de los fallecidos en las carreteras perdieron su vida entre el ocaso y la salida del sol, lapso de tiempo en que la iluminación del automóvil juega un papel fundamental en la seguridad. Los últimos datos revelan 1,5 millones de defectos graves de alumbrado y señalización, lo que convierte a este tipo de defecto en el más frecuente. Representa un 25 por ciento de los fallos técnicos graves. Los frenos son el siguiente elemento en el que más defectos graves se detectan, representando un 15,5 por ciento del total. Estos fallos también son de los que más influyen en los accidentes.

AECA-ITV ha aprovechado que el pasado 20 de noviembre se celebró el Día Mundial de las Víctimas en Accidentes de Tráfico para recordar la gravedad de la vejez del parque automovilístico español, que ya ronda los 12 años y eso tiene consecuencias directas sobre la seguridad. A mayor antigüedad, argumenta, mayor es la probabilidad de que el automóvil presente algún fallo técnico grave del que el propietario no tenga constancia. Así, ‘la labor de las ITVs en el contexto actual es especialmente necesaria en la prevención de accidentes’, concluye la organización.

 

Fuente de la noticia: autopista.es