10 vicios al volante que dañan tu coche

¿Somos animales de costumbres? En lo que atañe a la conducción, sí. Todos los automovilistas tenemos una serie de hábitos que son difíciles de controlar y que si son frecuentes pueden provocar daños en el coche desde el primer momento. Toma nota de algunas vicios que pueden afectar al estado general del vehículo, y causar, incluso, graves averías.

Además de lo que marca la Ley y el mantenimiento preventivo del vehículo, la manera que tenemos de conducir es un factor de extrema importancia para la seguridad del tráfico. Los buenos hábitos al volante pueden evitar accidentes, como también desgastes prematuros del coche o incluso graves averías. En nuestros recorridos del día a día, en las ciudades y en las vías de acceso, muchos conductores nos acomodamos y nos relajamos, buscando formas de conducir más cómodas, que a veces terminan convirtiéndose en vicios al volante, vicios que podrían corregirse poniendo atención y cuidado.

Reunimos diez situaciones muy comunes de acciones que pueden dañar el coche. Comienza a identificarlas y sabrás evitarlas.

1-No verificar de manera periódica las presiones de los neumáticos

2-Acelerar el motor sin que haya conseguido la temperatura ideal. (Acelerar en exceso con el motor frío provoca un mayor desgaste interno del motor).

3-Mantener el pedal del embrague presionado cuando el coche está parado.

4-Abusar de los frenos en descensos prolongados y pronunciados.

5-Circular con el motor a bajas revoluciones

6-Parar el motor de golpe tras un esfuerzo extra. (Intenta, tras un largo viaje por una vía rápida y antes de apagar el coche, mantener el coche cerca de dos minutos al ralentí).

7-Mantener la mano apoyada en la palanca de cambios

8-Conducir con el coche en reserva

9-Dejar un neumático subido en un escalón cuando aparcamos

10-No frenar lo suficiente antes de pasar por un badén

 

Fuente de la notícia: autopista.es